En 2008, el director del Infonavit, Víctor Manuel Borrás Setién, propuso la idea de un pequeño huerto dentro del edificio. El proyecto creció, y para 2011, se había transformado en la tercera azotea verde más grande de América con 5 mil 265 metros cuadrados.

 

Sobre un edificio burocrático de la Ciudad de México, se encuentra la azotea verde más grande Latinoamérica. El techo del edificio central del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT) tiene huertos, andadores y hasta una pista para correr semiolímpica. Este espacio que ha sido reconocido  con la Certificación de Edificio Sustentable y Grado de Excelencia, es un ejemplo para el urbanismo ecológico y sustentable.

La vegetación de la azotea consiste en tres ecosistemas distintos que se encuentran en México: bosques altoszona desértica y trópico. Hay desde cactáceas hasta un espejo de agua con peces.

Para lograr esta diversidad ecológica, se trajeron 80 especies de plantas desde los invernaderos de la Universidad Autónoma de Chapingo y de las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre de la Semarnat. Para mantener en óptimas condiciones de humedad a todas las especies se construyó un cárcamo para almacenar agua, y un sistema de riego con método de aspersión y goteo. Esto permite que las plantas estén húmedas en temporadas secas, de manera más sustentable.