Si no tienes dinero para montar tu negocio, una alternativa es no montarlo aún, sino comenzar a prepararte económicamente para hacerlo en un futuro no muy lejano (allí comienzas a emprender).

Sé que puedes optar por créditos, prestamos… entre tantas alternativas que ya conocemos. Pero si no te convencen ninguna te invito a enfocarte en conseguir dinero y no apresurarte a abrir un local apresurado, improvisando sin tener todo en orden. Veamos qué es lo que tienes que hace:

1- ¿Qué voy a necesitar?

Es lo primero que te tienes que preguntar, y con las respuestas hacer una gran lista de todo lo que vamos a necesitar.

2- ¿Con qué cuento?

Es hora de tomar esa lista, y ver qué de lo que colocamos allí ya lo tenemos, por lo que no será necesario invertir allí. Así vamos a saber qué es lo que nos hace falta.

Si te fijas la cantidad de cosas disminuyó por lo que es menos lo que tendremos que invertir.

3-¿Qué puedo sustituir por algo más económico o gratis?

Seguimos disminuyendo las cantidades de cosas que hay en al lista. Aquí debemos ver para qué cosas tenemos otra alternativa.

Como por ejemplo la publicidad. No es necesario que paguemos cuñas en la radio, tv, pues podemos enfocarnos en las redes sociales para dar a conocer nuestro negocio de momento.

Pero esto es un paso muy personal, depende de tu negocio. La idea de todo esto es quedarnos con una lista lo más pequeña posible ¡Pues no tenemos dinero para invertir!

Así mismo si hay algo que no es primordial y nuestro negocio puede funcionar sin él podemos quitarlo.

4-Estableciendo la meta:

Llegando a este punto ha llegado el momento de establecer nuestra meta. No es precisamente tener un negocio de éxito y bla bla bla eso ya lo sabemos, me refiero a una meta a corto plazo.

Y esta meta es similar para todos los que se dicen “Quiero poner un negocio pero no tengo dinero”. Es nada más y nada menos que adquirir lo que ha quedado en esa lista.

Es decir, lo que nos hace falta. Sea dinero, sea maquinaria, sea lo que sea ¡Nuestra meta será conseguir eso!

¡Pero ojo! no es decir “Tengo que alcanzar X cosa”. Debemos ser serios e incluso (obligatoriamente) establecer fechas. Así es, decir “En 3 meses tengo que tener el dinero para comprar la máquina de coser”.

5- ¿Cómo llegaremos a esta meta?

Normalmente cometemos el error de decir que en cierto periodo de tiempo conseguiremos algo, pero no nos establecemos cómo lo haremos ¡Es donde fracasamos!

Hay que ser realista:

Por eso hablo de números cálculos y todo eso. No te puede proponer tener una computadora en un mes si sabes que para ti es imposible. Recuerda que debes tener paciencia, y si lo métodos que tienes a tu alcance hablan  de esperar hasta 6 meses ¡Así debe ser!

Sé que muchos al leer esto van a decidir no emprender. Dirán “Es mucho tiempo lo que tengo que esperar”. Pero tienes que tener presente que los método más rápidos ya lo hemos compartido, si por alguna razón no pudiste ejecutar es lamentable.

Sin embargo analiza un poco la situación. Decides no tener paciencia y perseverancia para conseguir los recursos que necesitas porque tarda por ejemplo 1 año…

… ¿Sabes cuanto es un año? nada, cuando menos te des cuenta dirás “Oye, hace un año que leí aquel post y decidí no ahorrar de poco en poco, ahorita estuviera iniciando mi negocio”.

Así que amigo, si se te hace imposible cualquier otro método para emprender tu negocio, es mejor optar por lo que aconsejo aquí que no hacer nada.